Argelia, cómo hacer negocios. Guía y consejos prácticos

Argelia, por su proximidad geográfica a Europa (está a solamente 200 kilómetros de España), la estabilidad y solvencia de su economía y los ambiciosos planes de inversión pública, se ha convertido en un mercado de gran interés para las empresas exportadoras. La economía argelina se concentra en el sector de los hidrocarburos, que representa el 97% de las exportaciones. El sector industrial es ineficiente y hay un fuerte peso de lo público en la economía. Para el periodo 2015-2019 se ha aprobado un plan de inversiones por importe de 262.000 millones de dólares. La mayor parte de dicho presupuesto se destinará a los sectores de infraestructuras y transportes. Los inversores extranjeros que quieran constituir una sociedad de derecho argelino tienen que asociarse con un socio local, quien tendrá al menos el 51% del capital social.

ARGELIA 2

Políticamente Argelia es un país estable. En las elecciones del año 2014, el presidente Abdelaziz Bouteflika, fue reelegido. El resto de rivales no lo fueron en realidad. Según las informaciones que publican tanto los servicios de inteligencia de Estados Unidos como del Reino Unido, no se prevé una continuidad de la Primavera Árabe. Realizar negocios en Argelia, puede ser un desafío. La burocracia es lenta y complicada. Sin embargo los negocios en Argelia pueden convertirse en una experiencia exitosa si se muestra paciencia y se tratan con respeto las diferencias.

ENTORNO EMPRESARIAL

Argelia es, básicamente, un país monoproducto cuya economía se basa en el sector de hidrocarburos que representa el 35% del PIB y el 97% de sus exportaciones. Es el quinto país productor y el cuarto exportador mundial de gas. Las inestabilidades del suministro energético a la Unión Europea procedente de Rusia, así como a una cierta estabilidad política y a la proximidad geográfica con Europa se ha convertido en un mercado de creciente atractivo para las empresas extranjeras.

No obstante, mantiene ciertas incertidumbres económicas como son: un elevado nivel de paro, un sistema bancario ineficiente y un fuerte proteccionismo; todo lo cual mantiene a la inversión extranjera en unos niveles reducidos. A consecuencia de la elevada intervención del Estado la economía es menos competitiva y abierta al exterior que en otros países del Magreb como Marruecos y Túnez. No obstante, se está produciendo una progresiva liberalización que culminará en el año 2017 cuando la cuando al Acuerdo de Libre Comercio con la UE sea totalmente efectivo. Sin embargo no debe olvidarse que según el ranking Doing Business 2015, editado por el Banco Mundial, Argelia se encuentra en el puesto 154 (de 189), lo que representa un lugar complicado para realizar negocios.

Para las empresas extranjeras las oportunidades de negocio se centran fundamentalmente en tres sectores: infraestructuras, maquinaria y alimentación. El mercado de importación está dominado por Francia que representa casi 1/3 de las compras de Argelia al exterior. La importancia de la cultura y la lengua francesa colocan a Francia en una posición de ventaja con respecto otros países.

Argelia es un país de riesgo a pesar de que las clasificaciones internacionales le sitúan al mismo nivel que Bulgaria, Turquía o Brasil. La falta de información fiable así como el comportamiento de los agentes económicos genera incertidumbres a las empresas extranjeras que acuden al país.

ESTRATEGIAS DE NEGOCIACIÓN

No es fácil localizar en Argelia posibles clientes o distribuidores ya que las fuentes de información a este respecto son escasas, como ocurre en la mayoría de países africanos. Una opción para entrar en contacto con el mercado es acudir a la Feria Internacional de Argel, de carácter multisectorial que se celebra anualmente en la capital en el mes de junio, o bien a alguna de las ferias especializadas que han surgido recientemente en sectores como la maquinaria agrícola o la construcción.

Para introducir productos al país es obligar trabajar con empresas que están inscritas en el Registro de Importadores. A pesar del elevado de ellas (unas 25.000) en varios sectores la importación está dominada por un reducido número de empresas, que actúan prácticamente en régimen de monopolio, por lo que será obligado trabajar con alguna de ellas.

No puede considerase Argelia como un país homogéneo; cabe distinguir diferentes regiones cada una con sus particularidades: Argel, en la que confluyen la cultura árabe y la occidental; Orán que tiene mayor influencia occidental; Kabil, en el norte, más tradicionalista; y Tamanrasset, en el sur (Sahara Central), donde las empresas son de carácter familiar.

En un primer contacto, los empresarios argelinos pueden parecer más distantes y fríos que sus vecinos de Marruecos o Túnez. Será necesario hacer un esfuerzo mayor para conectar con ellos. El idioma de negocios es el francés. No obstante se valora positivamente que el visitante extranjero diga algo en árabe. En la zona occidental del país (Orán) se comprende el español. El proceso de negociación es lento. Para que una operación comercial fructifique pueden pasar más de un año y si se trata de una operación compleja, incluso más tiempo. La relación personal es esencial para cerrar los negocios. Será necesario viajar al país frecuentemente. Los contactos a través del teléfono o el mail no son eficaces.

Las presentaciones deben ser formales, pero sin entrar en demasiados detalles técnicos. Debido a la actitud pasiva que suelen mantener será necesario tomar la iniciativa. A pesar de que la calidad y el servicio se valoran cada vez más, el precio y las condiciones de pago son los aspectos esenciales en la negociación. Si no se está en condiciones de ofrecer la oferta económica más competitiva será difícil tener éxito. Incluso cuando ya se ha llegado prácticamente a un acuerdo, si encuentran otro proveedor que les ofrezca un precio mejor, preferirán contratar con él. Una vez que se ha conseguido el acuerdo, es necesario estar muy pendiente de la operación y reconfirmar todos los aspectos. De esta forma se mantendrá un contacto continuado con el cliente, lo cual facilitara nuevas operaciones.

Los argelinos han soportado en los últimos 50 años dos guerras, la de la independencia de Francia y una cruel guerra civil. Todas estas circunstancias pasadas y recientes han modelado no solo la historia de Argelia, sino también la actitud de sus habitantes hacia los extranjeros, a quienes pueden mirar a veces con cierto recelo. Esto implica que, en muchas ocasiones, lo mejor es adoptar una actitud tolerante, un perfil bajo y una cierta comprensión de los hechos que han conformado el carácter de los argelinos. Una vez superada esta barrera, los argelinos son abiertos y cordiales,  tienen unos usos y costumbres en muchos casos heredados de los franceses mezclados con la efusividad y hospitalidad árabes.  El intercambio de regalos es un buen modo para afianzar las relaciones y sus interlocutores apreciarán tanto el gesto como el propio regalo.

Prepare sus reuniones con antelación y elija bien a su contraparte. Los contactos personales, sin teléfonos o intermediarios son muy importantes para el buen desarrollo de la relación empresarial. No vaya directamente al grano en sus reuniones de negocios: intente alargar los prolegómenos y espere a que sea su colega argelino quien retome el hilo de la conversación y la encauce. No espere tampoco demasiada puntualidad ni rapidez: el modo argelino de llevar los negocios es lento, con frecuentes interrupciones, con consultas a las personas que tienen que tomar las decisiones, lo que puede implicar que los plazos y fechas convenidos no se cumplan del todo. En estas situaciones no demuestre demasiada arrogancia ni sea demasiado puntilloso: sus socios argelinos apreciarán cierta tolerancia y respeto en el momento de hacer negocios. Sea, además, atento y si tiene que mencionar algún precio, intente hacerlo en la moneda local, el dinar argelino, y no en euros o dólares.

Las mujeres de negocios deben ser conscientes de que, en Argelia, el rol de la mujer, por mucho que pueda encontrarse alguna en puestos de dirección, es subsidiario del hombre. Conviene aquí también adoptar un perfil bajo, no extrañarse si su contraparte prefiere hablar con un hombre y entender que Argelia es un país islámico en el que muy raramente la toma de decisiones empresariales está en manos de una mujer. Intente además, si es mujer, ir siempre acompañada de un colega masculino con el fin de evitar ciertas situaciones embarazosas que podrían darse si viaja sola.

NORMAS DE PROTOCOLO

La forma de saludo más común, tanto para hombres como para mujeres, es el apretón de manos, al igual que en la mayoría de los países del mundo, sea cual sea su cultura. Se da la mano a la otra persona, se suele mantener unos segundos y puede acompañarse con una ligera inclinación de la cabeza, como signo de respeto. Otros tipos de saludo se reservan para amigos y familiares. A las personas se las llama por el apellido precedido por la palabra “Señor” en francés “Monsieur” (Monsieur Khelil, Monsieur Sellal). Solamente se utilizan los nombres propios cuando hay confianza. A la hora de saludar se debe establecer un contacto visual inicial, pero no debe mantenerlo nada más que unos segundos. De la amabilidad que este gesto supone se puede pasar a lo que ellos pueden considerar un desafío, si mantiene el contacto visual durante un largo espacio de tiempo. Es mejor desviar la mirada, de forma prudente, hacia abajo como signo de sumisión y respeto.

En la conversación conviene evitar comparaciones con otros países del Magreb (especialmente, Marruecos y Túnez), mencionar los conflictos sociales o de índole religiosa, así como la situación de la mujer. Temas favorables son la belleza de las ruinas de origen romano de las ciudades de Djemila y Tipaza, que se conservan muy bien por el clima seco del desierto, y en deportes, el fútbol.

Se considera una grosería señalar con el dedo índice a otra persona, lugar o cosa, sino que se debe hacer con la mano abierta y estirados los dedos, es decir, se debe indicar con la palma de la mano, como cuando se suele presentar a dos personas. Las muestras de cariño en público son mal vistas e incluso le pueden acarrear algunos problemas como amonestaciones, multas e incluso, algunas, penas de prisión. Está prohibido, y penado, en muchos casos, por ley hacer fotografías a instalaciones militares, personal de seguridad y fuerzas del estado, y algunas otras instalaciones o lugares que son considerados sagrados o sensibles. En muchos de ellos se indica de forma expresa mediante carteles informativos y otros avisos.

Generalmente, las comidas de negocios tienen lugar a la hora del almuerzo. El plato más típico es el cuscús de cordero. La tradición argelina es servirlo sólo y añadir la salsa, las verduras y la carne en la mesa. Otros platos típicos son bureo (pastel de carne, huevo y cebolla) y chorba (un cocido de carne con salsa picante y vegetales). Como en todo país musulmán la carne de cerdo no se consume ya que se considera un animal impuro. Tampoco es correcto tomarla delante de ellos cuando se está en un país extranjero, salvo que lo autoricen explícitamente. El Islam tampoco permite el consumo del alcohol, aunque la ley civil no lo prohíbe y, de hecho, muchos argelinos lo consumen en hoteles y restaurantes. Incluso tienen vinos propios de calidad como los tintos de Medea o el rosado de Lismara.

No es habitual ser invitado a una casa particular. Si fuera así, lo normal es que la esposa del anfitrión no participe en la comida o cena. No hay que extrañarse de ello ni preguntar. La costumbre es que los hombres y las mujeres lleven a cabo sus actividades sociales de forma separada.

En muchos restaurantes se incluye la propina en el precio en concepto de servicio. En caso contrario se aconseja dar un 10%. Al personal de los hoteles se le suele dar 15-20 dinares.

Cuando se viaja al país hay que tener en cuenta que su semana laboral comienza el sábado y termina el miércoles, aunque algunas empresas y los comercios abren también el jueves por la mañana. El día de fiesta es el viernes. El Ramadán es una celebración religiosa de gran importancia. Dura un mes lunar (28 días) durante el que se debe observar un estricto ayuno desde el anochecer hasta el amanecer. En este tiempo las oficinas suelen abrir sólo de 9:00 a 15:00 horas. Termina con la fiesta del “Eid al – Fitr” que dura dos días.

No hay ninguna normal especial para vestirse, si bien se espera que los ejecutivos extranjeros lleven traje y corbata excepto en los meses de verano, en los que es habitual ir en mangas de camisa. Las mujeres deben vestirse de forma conservadora de acuerdo a la cultura islámica predominante en el país.

RÉGIMEN DE INVERSIONES EXTRANJERAS

El régimen aplicable a las inversiones económicas de producción de bienes y servicios, sean nacionales o extranjeras se regula por la Ordenanza nº01-03 del 20 de agosto de 2001. No se aplica a las actividades de reventa.

Las leyes de finanzas complementarias de 2009 y de 2010 plantean reglas sobre el principio de libertad de establecimiento. Estas reglas incluyen el partenariado (sociedad mixta con un socio argelino) como modalidad única para todo tipo de inversión extranjera. En función del tipo de actividad, el porcentaje del accionariado nacional varía: para inversiones productivas en todos los sectores de actividad, incluida la banca y los seguros, este porcentaje es del 51%; para inversiones dirigidas a actividades de comercio exterior, el porcentaje es un 30%; finalmente, para actividades auxiliares de transporte marítimo, el porcentaje es un 40%.

El Estado y las empresas públicas tienen derecho de retracto sobre todas las cesiones de participaciones de los accionistas extranjeros o a beneficio de accionistas extranjeros. En caso de que se ejerza este derecho, el precio se establece por peritaje.

Para que puedan beneficiarse de ventajas fiscales, los proyectos de más de 1.500 millones de dinares argelinos han de ser autorizados por el Consejo Nacional de la Inversión (CNI). Las inversiones de un monto inferior se benefician de esos incentivos siempre que hayan sido consideradas como proyectos de interés nacional por el CNI.

La legislación argelina también contempla incentivos de carácter fiscal: eliminación de los derechos aduaneros de los equipos importados que formen parte del proyecto de inversión; franquicia del IVA de productos y servicios de origen argelino; exoneración del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la adquisición de los bienes inmobiliarios necesarios. En la fase de explotación, las autoridades pueden eliminar el Impuesto de Sociedades por un plazo de uno a tres años. La normativa contempla igualmente otros incentivos a la inversión, pero aplicados en función de criterios sectoriales o regionales.

Los organismos encargados de atraer inversión al país y de ofrecer información sobre la misma, destaca, por un lado, el antes citado Consejo Nacional de Inversión, organismo dependiente del Ministerio de Industria cuya misión es definir las prioridades para nuevas inversiones, proponer estímulos para ellas y fijar los criterios para que un proyecto sea considerado de interés nacional. Por otro lado, la Agencia Nacional de Desarrollo de la Inversión (ANDI) que proporciona información y listados de posibles socios locales a los potenciales inversores extranjeros, entre otras labores propias de la atracción de inversiones.

CONSIDERACIONES SOBRE SEGURIDAD

Además de las consideraciones que allí se hacen, es importante destacar que ningún país del mundo es ajeno al riesgo de los atentados terroristas. En este sentido, se reitera que en Argelia se mantienen las amenazas contra extranjeros por parte de los diversos grupos terroristas que operan en el territorio del país.

A la vista de los últimos acontecimientos y del riesgo de actividades terroristas en el país, se recomienda extremar las medidas de autoprotección y estar atento a las recomendaciones y noticias sobre seguridad. Es fundamental mantenerse informado en todo momento sobre la situación en Argelia así como extremar la prudencia y las cautelas necesarias una vez en el país.

Los grupos terroristas que actúan en la región del Sahel y el sur de Argelia mantienen como objetivo preferente el secuestro de occidentales, contando para ello con el apoyo de redes de delincuencia organizada, especialmente vinculadas con el tráfico de armas y contrabando. El riesgo de atentado contra intereses europeos continúa siendo elevado, tras las alusiones y amenazas dirigidas en distintas ocasiones por la organización terrorista Al Qaeda.

Aunque sin alcanzar la virulencia de la década de los noventa, en diferentes puntos de Argelia están activas numerosas células del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate/Al Qaeda en el Magreb Islámico. Las wilayas o provincias donde este grupo está especialmente presente son las cercanas a Argel, y, sobre todo, las de Tizi-Ouzou, Blida, Bouira, Medea y Boumerdès.

Recientemente también ha aparecido una nueva organización terrorista en esa región, escisión de la anterior, vinculada al Estado Islámico y denominada Soldados del Califato en Tierras de Argelia. El terrorismo es especialmente activo en zonas rurales y montañosas aunque se observa un cierto  incremento de sus actividades en núcleos urbanos a consecuencia de la presión ejercida por las fuerzas de seguridad del Estado en sus antiguos reductos.

Junto al fenómeno terrorista no hay que olvidar que, en determinados núcleos urbanos, sobre todo en las grandes ciudades (Argel, Constantina y Annaba, entre otras), pueden darse pequeños hurtos y robos. Por ello es recomendable no llevar con uno mismo grandes sumas de dinero ni hacer ostentación de riqueza. Asimismo se deben evitar áreas no conocidas, sobre todo al anochecer.

En el caso de que a pesar de estas recomendaciones se realicen desplazamientos, sobre todo en el sur desértico argelino, es altamente recomendable obtener información con carácter previo acerca de las condiciones de seguridad del lugar de destino ante el organismo o agencia organizadora del viaje autorizada por el Ministerio de Turismo argelino.

Los extranjeros que se desplazan con frecuencia a este país deben extremar las medidas de autoprotección y evitar la rutina al desplazarse (manteniendo trayectos idénticos y horas fijas, entre otros aspectos). Asimismo se recomienda adoptar una actitud discreta y conforme con los usos y costumbres del país. Al llegar a Argelia, es muy recomendable que una persona de confianza recoja al viajero en el aeropuerto internacional Houari Boumèdiene de Argel. Si ello no es posible, se recomienda reservar con anterioridad un taxi o coche de alquiler con conductor a través del hotel donde el viajero vaya a alojarse o de la Oficina Nacional de Turismo (ONAT). Estas recomendaciones son asimismo válidas para el resto de aeropuertos del territorio argelino. Respecto al alojamiento, es muy recomendable recurrir a hoteles con medidas de seguridad y acceso restringido.

En lo que se refiere a las condiciones de seguridad en Argel, de día se puede pasear por los barrios del centro preferiblemente acompañado de una persona de confianza conocedora de la zona. Se desaconseja visitar la Casbah (parte vieja de Argel) salvo si se trata de visitas organizadas por las autoridades argelinas. Excepto en caso de necesidad, es muy desaconsejable desplazarse a los barrios periféricos de la capital. Conviene evitar los desplazamientos por la noche.

En el resto de grandes ciudades (Annaba, Bejaia, Constantina, Orán, Sétif, Sikda, Tizi Ouzou, etc.) son igualmente aplicables los consejos de prudencia descritos anteriormente para Argel sin olvidar que los alrededores de algunas de estas  ciudades pueden ser peligrosos.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que el norte del país está situado en una zona de actividad sísmica en la unión de placas tectónicas. En 1980 se produjo un terremoto en Chlef y en 1999 se registró otro en Ain Temouchent. Más recientemente, en mayo de 2003, un terremoto de 6 grados en la escala Richter afectó a Argel y a la zona este de la capital (principalmente a Boumerdès). Murieron casi 2.300 personas y hubo considerables daños materiales. Asimismo, en agosto de 2014 un seísmo de magnitud de 5.6 grados afectó a Argel provocando varios heridos. Mensualmente se registran entre 70 y 100 movimientos telúricos, de los que el 80% son imperceptibles para la población, a razón de 2 ó 3 diarios de magnitud entre 3 y 3.5 grados. En caso de encontrarse en Argelia durante un terremoto, deben llevarse a cabo las medidas estándar de seguridad y actuación en estos casos.

Respecto a los medios de transporte,  es desaconsejable el transporte público interurbano así como los trayectos en automóvil en carreteras rurales o secundarias, sobre todo al anochecer. Además, el número de accidentes de carretera es muy elevado, por lo que conviene conducir con precaución. En cuanto al tren, debe tenerse en cuenta que la línea ferroviaria se limita a determinados trayectos entre grandes ciudades. Para traslados nacionales internos, el avión es el medio de transporte más aconsejable.

No se puede entrar ni salir en el país con dinares argelinos. A la entrada, existe la obligación de declarar en la aduana, las divisas con las que se cuenta para la estancia. Se exige cambiar para todo extranjero no residente un mínimo de 1.000 dinares. A la salida se exige la hoja de cambio facilitada en la aduana. Si se han cambiado más divisas, se exigirán los oportunos resguardos en las hojas de cambio facilitadas en aduanas. Finalmente, si no se ha gastado todo el dinero que se cambió originariamente en la aduana se podrá cambiar los dinares argelinos restantes en la misma aduana.

BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES DE INFORMACIÓN

Varios Autores. Ficha País Argelia 2015. España, ICEX España Exportación e Inversiones, 2015
Varios Autores. Informe del País Argelia. España, Instituto de Fomento de la Región de Murcia (INFO), 2015 Disponible en: http://ow.ly/PNoW6
Varios Autores. República Argelina Democrática y Popular. Guía de Negocios 2014. Argentina, Fundación ExportAR, 2014
Juan-Miguel Ferrí. 7 Consejos para hacer negocios en Argelia [en línea]. Blog Con Tu Negocio de Movistar Empresas. [Consulta: 17 de julio de 2015]. Disponible en: http://ow.ly/PNoUG
Varios Autores. Argelia Doing Business: Facilidad para hacer negocios [en línea]. Expansión / Datosmacro.com [Consulta: 17 de julio de 2015]. Disponible en: http://ow.ly/PNoSk
Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España. Recomendaciones de Viaje: República Argelina Democrática y Popular [en línea] [Consulta: 18 de julio de 2015]. Disponible en: http://ow.ly/PNoQ4
Banco Mundial. Doing Business 2015: Argelia [en línea] [Consulta: 17 de julio de 2015] Disponible en: http://ow.ly/PNoNg
Protocolo.org Los saludos en Argelia. Cómo saludar de forma correcta [en línea] [Consulta: 18 de julio de 2015] Disponible en: http://ow.ly/PNoKo
Protocolo.org Vida social, costumbres y gestos en Argelia [en línea] [Consulta 19 de julio de 2015] Disponible en: http://ow.ly/PNoIH
CIA. Central Intelligence Agency (USA). The World Factbook: Algeria [en línea] [Consulta: 18 de julio de 2015]. Disponible en: http://ow.ly/PNoYx
Foreign & Commonwealth Office. United Kingdom Government. Overseas Business Risk – Algeria [en línea] [Consulta: 18 de julio de 2015]. Disponible en: http://ow.ly/PNp0Q
Manuel Sánchez de Nogués. Cordialidad, respeto, paciencia. El Exportador [en línea]. 2010 [Consulta: 19 de julio de 2015] NIPO: 705-10-012-0 Disponible en: http://ow.ly/PNpZX
Oficina Económica y Comercial de España en Argel. Informe Económico y Comercial: Argelia 2014 [en línea] 2014 [Consulta: 19 de julio de 2015] Disponible en: http://ow.ly/PNqsd
Javier Santos. Argelia, cerca y lejos a la vez. El Exportador [en línea] 2013 [Consulta: 19 de julio de 2015] NIPO: 726-13-001-1 Disponible en: http://ow.ly/PNr2h
Anuncios

5 respuestas a “Argelia, cómo hacer negocios. Guía y consejos prácticos

  1. Muy interesante. Estuve negociando con dos empresas de este país, pero no hemos tenido éxito y creo que fue por falta de preparación cultural. Intenté explicar a mis compañeros que cada país tenía su ritmo, pero por desgracia lo queremos todo para ayer.
    Por ejemplo, la negociación parecía que nunca se terminaba y una vez terminada, tardaban una eternidad en hacer el primer pedido. Por esto no llegue a trabajar de verdad con ellos porque el jefe lo consideraba una perdida de tiempo estar tanto tiempo detrás de ellos.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Ana María por compartir tu experiencia. Has comentado algo que comparto plenamente contigo: “queremos todo para ayer”. Es un mal muy extendido, por desgracia.

      Me viene ahora a la cabeza un comentario que le escuché a Nicola Minervini: El Índice de Latinidad: cortoplacistas por visión, individualistas por motivación y desconfiados por naturaleza.

      La lentitud en la toma de decisiones es característica en numerosos mercados, y choca de frente con las necesidades o las prisas de muchas empresas.

      Un saludo,

      Me gusta

      • Así es, es un mal muy extendido y muy dificil de combatir. Aunque tengo que precisar que esto de “para ayer” se aplica solo para el otro. Si es mi proveedor o mi cliente el que me mete prisas, como que no me gusta 🙂
        En Japón también se tarda muchísimo a la hora de tomar decisiones porque hay muchos jefes que tienen que aprobar la operación. Y así he perdido otro posible cliente:)

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s